Chico Marx falleció el 11 de octubre de 1961 pero si lo que contaba su hermano Groucho era cierto, bien podría haber abandonado este mundo muchos años antes, concretamente en 1947. Casi todo lo que decía Groucho estaba teñido de una fina capa de ironía, por lo que resulta complicado distinguir entre lo verdadero y lo que no lo era tanto.

En 1947, cuando abatieron a tiros a Benjamin ‘Bugsy’ Siegel, la policía encontró en uno de sus bolsillos un cheque firmado por Chico Marx. El mayor de los hermanos y el famoso gángster habían compartido partida de cartas unos días antes, con no muy buenos resultados para el cómico.

Bugsy Siegel

Benjamin ‘Bugsy’ Siegel

Que Chico era un jugador empedernido no es ningún secreto, por lo que esta historia no tendría que resultar excesivamente sorprendente. Sin embargo, el comentario posterior de Groucho la hace mucho más interesante: ‘Menos mal que se han cargado a Bugsy. Si hubiera intentado cobrar el cheque se habría dado cuenta de que no tenía fondos y Chico ya no estaría con nosotros‘.