Frank Sinatra Frank Sinatra

Artículos

Sinatra, Hearst y Mayer

El Gran Leblogski

Publicado

“Sólo se vive una vez, pero si la has vivido como yo, es más que suficiente” parece que dijo Frank Sinatra en alguna ocasión. Frankie no es el único que podría haber afirmado tal cosa, pero sin duda razón no le faltaba.

Da igual que hayas pasado años escuchando su música, viendo sus películas y leyendo las mil y una anécdotas que han sido publicadas en libros, revistas y páginas web o contadas en diversos documentales; en cualquier momento el bueno de Frank puede dejarte con la boca abierta.

Los monólogos en sus conciertos son un buen ejemplo de ello. Divertidos, ácidos y destructivos. Durante la época de gloria del Rat Pack eran parte imprescindible del show. Junto a Dino, Sammy, Peter y Joey glorificaba el alcohol, el tabaco, el havin’ a good time all the time… y nadie que conozca un poco a Sinatra y su pandilla puede pensar que estaban representando un papel. Simplemente se limitaban a subirse al escenario y a ser ellos mismos.

A finales de los años 70 y durante los 80 Sinatra continuaba ofreciendo extraordinarias actuaciones. Puede que su voz no estuviera en las mismas condiciones que en décadas anteriores, pero no hace falta decir que aun así pocos rivales tenía encima de un escenario. Quien piense que el sexagenario Sinatra ofrecía interpretaciones autocomplacientes y aburridas no puede estar más equivocado.

Nunca dejó de probar arreglos distintos de sus temas favoritos, y aunque el setlist no fuese tan espectacular como en otros tiempos, musicalmente no decepcionaba. Y lo mejor de todo: en lugar de suavizar sus monólogos y comentarios, cada vez se mostraba más cafre y más bestia. Una buena prueba de ello se encuentra en el DVD que apareció hace algunos años dentro de la imprescindible caja “Sinatra: Vegas“.

Sinatra Vegas 1978

Cheers, Frankie.

El vídeo recoge una actuación de 1978 ofrecida en el mítico casino Caesar’s Palace. Un Sinatra relajado y por encima del bien y del mal habla y habla entre canción y canción. Cuando llega el momento de saludar a Orson Welles, que se encontraba entre el público y al que presenta diciendo que es uno de sus mejores amigos, un verdadero genio y un “gran tipo”, aprovecha para dedicar unas dulces palabras a William Randolph Hearst y a Louis B. Mayer: shmucks (indeseables, capullos en el sentido literal de la palabra yiddish), bums (algo así como parásitos), explica que Hearst se divertía enterrando gente (y seguro que no lo dice sólo en sentido figurado)… y bastantes cosas más que mi limitado conocimiento del slang Sinatra acierta a comprender pero no puede traducir con solvencia.

No es muy recomendable buscar resortes racionales para entender la forma de pensar y actuar de Frank.

Frank nunca tuvo buenas relaciones con el magnate periodístico. Tampoco le importaba mucho; en 1947 pegó un puñetazo a uno de los redactores de Hearst, lo cual no contribuyó mucho a mejorarlas. El propietario de San Simenon no dudó ni un instante en utilizar toda su maquinaria para destruir a Sinatra. Y casi lo consigue, como veremos en un próximo post.

Con Mayer, que era buen amigo de Hearst, también tuvo sus más y sus menos durante los rodajes de las películas que hizo para la Metro y hay que tener en cuenta que el máximo responsable de la MGM no trató excesivamente bien a su adorada Ava en los comienzos de su carrera artística.

Sea como sea, no es muy recomendable buscar resortes racionales para entender la forma de pensar y actuar de Frank. Siempre hizo y dijo lo que le apetecía en cada instante. Era tan, tan grande, que se lo podía permitir.

Artículos

Miriam Hopkins, otra gran olvidada del Hollywood Clásico

Miriam fue una de las actrices más famosas de los años 30. Pocos pueden presumir de haber trabajado en tres películas casi consecutivas del mago Lubitsch, cosa que hizo nuestra protagonista en 1931, 1932 y 1933 con The Smiling Lieutenant, Trouble in Paradise y Design for Living.

El Gran Leblogski

Publicado

Moviecrazy - Miriam Hopkins

Miriam Hopkins, pequeña de estatura pero enorme actriz, fallecía un 9 de octubre de 1972 a causa de un infarto de miocardio.

Miriam fue una de las actrices más famosas de los años 30. Pocos pueden presumir de haber trabajado en tres películas casi consecutivas del mago Lubitsch, cosa que hizo nuestra protagonista en 1931, 1932 y 1933 con The Smiling Lieutenant, Trouble in Paradise y Design for Living, y en cuatro de William Wyler: These Three (1936), The Heiress (1949), Carrie (1952) y The Children’s Hour (1961).

En la fantástica Design for Living volvía a encontrarse con Fredric March dos años después de sufrirlo en la que es, en mi opinión, la mejor adaptación hecha de Dr. Jekyll and Mr. Hyde. Olvidad la versión de Spencer Tracy e Ingrid Bergman, aquí se percibe la maldad de Hyde en cada fotograma y Miriam demuestra por primera vez con su extraordinaria interpretación que la fórmula de su popularidad no estaba compuesta exclusivamente por escándalos.

Archienemiga de Bette Davis, investigada por el FBI durante más 15 años, madre soltera de un niño adoptado (que para la época era muy poco común), casada cuatro veces y con innumerables romances a sus espaldas, bisexual, temperamental y caprichosa, la vida privada de Miriam hacía que Lindsey Lohan parezca Blancanieves a su lado.

Moviecrazy - Miriam Hopkins y Bette Davis boxeando

Miriam Hopkins y Bette Davis dispuestas a darlo todo en el ring

Con Bette Davis coincidió en dos películas: The Heiress (1939) y Old Acquaintance (1943). Miriam estaba convencida de que Bette tenía una aventura con su marido (el director Anatole Litvak) y Davis, que no rehuía precisamente un buen cruce de hirientes declaraciones y menciones en la prensa, tuvo en Hopkins un buen sparring para su legendaria relación de odio-odio con Joan Crawford.

Precisamente después de Old Acquaintance, Miriam hizo un pequeño paréntesis y estuvo seis años sin pisar un plató de cine, para volver en 1949 con la mencionada The Heiress. Ya en los años cincuenta y sesenta combinó su trabajo en la gran pantalla con numerosas apariciones en programas de televisión, que se convirtieron a la postre en su hogar profesional hasta que se retiró definitivamente del show-business en 1970.

Continuar leyendo

Artículos

Lo que pudo ser y no fue – Primera parte

El Gran Leblogski

Publicado

Gene Tierney - Laura

Aquí tenemos presentadas, sin orden ni concierto, diez portentosas e inolvidables interpretaciones con su correspondiente película. Aunque ahora no podamos imaginar esas obras sin ellos, lo cierto es que ninguno de los actores fueron propuestos inicialmente para el papel.

1. Laura. Jennifer Jones, Hedy Lamarr > Gene Tierney

Tanto Jennifer como Hedy rechazaron voluntariamente el papel de Laura. “Si además del guión me hubiesen enviado la banda sonora…” parece ser que dijo Lamarr una vez vista la película. Cierto es que la música de ‘Laura’ es fascinante pero amiga Hedy, craso error el tuyo.

 

Paul Newman - La gata sobre el tejado de zinc

2. Cat on a Hot Tin Roof. Ben Gazzara > Paul Newman

Gazzara había interpretado a Brick en la obra teatral de Broadway y no quiso saber nada de la película cuando le ofrecieron repetir en la adaptación cinematográfica.

 

Clark Gable - Claudette Colbert - Sucedio una noche

3. It Happened One Night. Robert Montgomery > Clark Gable

Montgomery era buen actor y un tipo carismático, pero no se hubiera ganado la vida como guionista o crítico literario. Rechazó el papel diciendo “Es lo peor que he leído jamás”. Bien por ti, Robert.

4. It Happened One Night. Miriam Hopkins, Myrna Loy, Constance Bennett > Claudette Colbert

En descargo de Robert Montgomery hay que decir que en un principio nadie se volvió loco cuando recibió el guión de esta maravillosa película. Miriam Hopkins pasó del tema, lo mismo que Constance Bennett y Myrna Loy. Claudette aceptó con la condición de cobrar el doble de lo habitual y poder finalizar el rodaje en cuatro semanas. ¡Qué paciencia la de Capra!

 

Joan Crawford - Mildred Pierce

5. Mildred Pierce. Bette Davis, Rosalind Russell > Joan Crawford

Con todo lo que luchó Joan para conseguir el papel (recompensado luego con un Oscar) como para que se lo pisaran otras, especialmente Bette Davis.

 

Humphrey Bogart - El ultimo refugio - High Sierra

6. High Sierra. Paul Muni, George Raft > Humphrey Bogart

Este es un clásico y no me refiero a la película, que también, sino a los desastrosos descartes de George Raft que casi siempre beneficiaban a Bogart. Un poco más de información aquí.

 

Rosalind Russell - Luna Nueva

7. His Girl Friday. Jean Arthur, Carole Lombard, Ginger Rogers, Claudette Colbert, Irene Dunne  > Rosalind Russell

¿Mi comedia favorita de todos los tiempos? Probablemente. Pero a lo que vamos: menudo plantel de rechazos para interpretar a la adorable Hildy. Gracias a Dios, Jean Arthur, que fue la primera elección de la Columbia dijo que no. Parece ser que tuvo sus más y sus menos con Howard Hawks durante el rodaje de ‘Only Angels Have Wings‘ el año anterior y no quiso repetir experiencia. Del resto… quizá Carole Lombard o Irene Dunne, pero no puedo imaginarme ninguna Hildy mejor que Russell.

 

Ray Milland - Dias sin huella - The Lost Weekend

8. The Lost Weekend. José Ferrer > Ray Milland

Pues sí, José Ferrer era quien tenía en mente Billy Wilder para interpretar a Don Birnam pero el amigo José declinó la oferta. Mi debilidad por Ray Milland me impide ser objetivo así que no tengo motivo de queja. Lo que sí sorprende, y mucho, es que se barajara a Cary Grant para el papel. El señor Leach hacía bien todo pero… no sé, no sé.

 

Robert Redford - Sundance Kid

9. Butch Cassidy and the Sundance Kid. Jack Lemmon > Robert Redford

Este sí que no. De ninguna manera. Todos adoramos a Lemmon y quizá nos habría sorprendido gratamente pero no puedo hacerme a la idea.

 

Lawrence Olivier - Rebecca

10. Rebecca. Ronald Colman, William Powell > Laurence Olivier

Al gran Ronald Colman no le convencía demasiado participar en un proyecto que, según él, estaba pensado para el lucimiento de la protagonista femenina. Una lástima porque podría haber hecho un perfecto ‘Max’ de Winter. William Powell y Laurence Olivier entraron en escena (nunca mejor dicho) y afortunadamente Olivier se hizo con el papel al aceptar un salario menor que el que pedía Powell.

Continuar leyendo

Trending

PÁGINA EN PRUEBAS - 2018 Moviecrazy - Sitio sin ánimo de lucro y libre de publicidad. Todas las imágenes pertenecen a sus respectivos dueños o autores. Privacidad - Cookies