No sé vosotros, pero yo todavía estoy recuperándome del golpe. No era el momento de Aretha. Nunca debería serlo para los artistas con los que hemos compartido gran parte de nuestras vidas y a los que tenemos mucho más cariño que a muchos de nuestros allegados pero hay ocasiones en las que resulta más asumible. Quizá sea porque para mí Aretha era como una super heroína de cómic o una Diosa inmortal dotada de poderes sobrenaturales. No debería haberse ido.

Aretha Franklin Room 222 - Moviecrazy

 

Aparte de sus atómicas intervenciones en ambas películas de los Blues Brothers (la primera más que la segunda, todo hay que decirlo), Aretha participó en un episodio de una serie de televisión llamada Room 222 interpretando a Inez Jackson, una líder espiritual que nos regala, como no podía ser de otra forma, una soberbia “Guide Me Thy Great Jehovah”. Maldita sea, uno era mucho más feliz sabiendo que Aretha estaba en este mundo.