Moviecrazy - Melodias de Broadway 1955 Poster Moviecrazy - Melodias de Broadway 1955 Poster

Críticas

Clásicos Musicales: The Band Wagon (1953) – ¿Mejor que ‘Singin’ in the Rain’?

Cuesta creer que películas como esta se hicieran pensando principalmente en el público y no dejara de ser una producción diseñada para generar beneficios. Cómo han cambiado los tiempos.

El Gran Leblogski

Publicado

¿Cómo podía haber tanto talento acumulado en algunas películas del Hollywood clásico? Cuando he vuelto a ver The Band Wagon para escribir este post, me han dado ganas de arrodillarme delante del televisor y dar gracias por tener la oportunidad de disfrutar de esta obra de arte. Pero, ¿a quién debería ir dedicado mi agradecimiento? ¿A Vincente Minnelli por dirigirla? ¿A Fred Astaire y Cyd Charisse por como actuaron y bailaron? ¿A Arthur Schwartz y Howard Dietz por componer la música y escribir las letras de todas esas canciones inolvidables? ¿No se lo merecen igualmente los maravillosos “secundarios” James Buchanan, Oscar Levant y Nanette Fabray? ¿O Michael Kidd, que coreografió los mágicos números musicales? Claro que, ¿cómo olvidar a los guionistas Adolph Green y Betty Comden?

Quizá el productor Arthur Freed sea el candidato ideal a quien dedicar el pequeño homenaje que representan estas líneas. O puede que no, ya que con semejante lista de artistas y colaboradores, era imposible que el resultado final no fuera extraordinario. The Band Wagon es en mi opinión, junto con Singin’ in the Rain, el mejor musical jamás rodado.Si en Cantando Bajo la Lluvia se hacía una acertada disección de los entresijos cinematográficos tomando como excusa el paso del cine mudo al sonoro, The Band Wagon nos brinda la ocasión de presenciar todas las vicisitudes de la preparación y montaje de un espectáculo en Broadway.

Moviecrazy - Melodias de Broadway 1955 Astaire-Charisse

Fred Astaire interpreta a Tony Hunter, una estrella de cine venida a menos al que ofrecen protagonizar una obra musical escrita por Lester (Oscar Levant) y Lily (Nanette Fabray) Marton y dirigida por el polifacético e imprevisible Jeffrey Cordova (James Buchanan). Para acompañar a Hunter consiguen que Gabrielle Gerard (Cyd Charisse), una importante bailarina clásica, acepte participar en la obra.

Pero, ¿no había empezado Cyd su carrera profesional de manera parecida? Y… ¿no se encontraba Fred en una situación similar a la de su personaje? La respuesta es afirmativa en ambos casos, y no acaban ahí los parecidos con la vida real. Los Marton no son otra cosa que álter egos de Adolph Green y Betty Comden. Y Cordova es un trasunto de José Ferrer, que en esa época llegó a dirigir al mismo tiempo tres representaciones distintas mientras protagonizaba una cuarta.

En el caso de Astaire, las semejanzas con su biografía personal aparecen durante casi todo el film. En la primera escena se subasta un bastón, unos guantes blancos y un sombrero de copa pertenecientes a la época dorada de Tony Hunter y más concretamente a Swingin’ Down to Panama en clara referencia a Flying Down to Rio. En la segunda, dos tipos hablan de él como “aquel actor tan conocido quince años atrás, pero que está acabado” y después, reproduciendo lo que pensaba Fred acerca de trabajar con Cyd, Hunter tiene miedo de bailar junto a Gabrielle por si no consigue estar a la altura de las circunstancias y también porque cree que es más alta que él.

Moviecrazy - Fred Astaire y Cyd Charisse en The Band Wagon

Todos los números musicales, sin excepción, son fantásticos. Astaire en A Shine on Your Shoes junto a Leroy Daniels que, con la ficción imitando a la realidad una vez más, era limpiabotas y no actor profesional. Astaire y Charisse en Dancin’ in the Dark (según cuenta la propia actriz en un extra incluido en el DVD, es su número favorito de toda su trayectoria), el famosísimo That’s Entertainment, Triplets, el final apoteósico con Girl Hunt… ¡Insuperable!

Si te aburres viendo esta película, consulta con tu médico o farmacéutico.

Cuesta creer que películas como esta se hicieran pensando principalmente en el público y no dejara de ser una producción diseñada para generar beneficios. Cómo han cambiado los tiempos. Get Aboard! The Band Wagon es el título del documental que mencionaba antes y además de las impagables declaraciones de Cyd y otros protagonistas, hablan de la enorme campaña publicitaria que acompañó al estreno de la película. Debía resultar agobiante vivir en esos tiempos y ser seguidor de los musicales de la Metro. En 1951 Royal Wedding, más tarde, Singin’ in the Rain en 1952. Llega 1953 y estrenan The Band Wagon y cuando no te has recuperado de la impresión, Brigadoon.

Para que no haya malentendidos en el orden cronológico, el nombre español Melodías de Broadway 1955 está doblemente equivocado. Ni forma parte de la serie Broadway Melody (1929, 1938, 1940) ni hubo intención de que así fuera como en el caso de Broadway Rhythm (1944) y evidentemente, es del año 1953. Imagino que 1955 es la fecha en la que la proyectaron aquí. Lástima que ni una pizca de todo el talento acumulado en cada fotograma salpicara al encargado de poner el título en nuestro querido país.

5 / 5 MOVIECRAZY
{{ reviewsOverall }} / 5 Lectores (0 votos)
Dirección
Guión
Actores
Vuestras puntuaciones Entra y puntúa
Ordenar:

¡Sé el primero en puntuar!

User Avatar User Avatar
Verified
/ 5

Ver todas las puntuaciones
{{ pageNumber+1 }}
1 Comentario

1
Escribe tu comentario

avatar
1 Hilos en los comentarios
0 Comentarios respondidos
0 Seguidores
 
Comentario viral
Hilo más comentado
newest oldest most voted
Betty
Miembr@

Fantástica película.

Críticas

Slender Man: fenómeno viral y terror adolescente

La película parte de un guion incoherente, que sin poder hacer nada se va consumiendo y destruyéndose a sí mismo echando por tierra una historia que por sí sola podía haber dado una película totalmente distinta y con otro rumbo muy distinto al que finalmente presenta.

Susan Vance

Publicado

Critica Slenderman

El origen de este personaje se sitúa en 2009 cuando un joven llamado Eric Knudsen, usuario del foro Something Awful, y bajo el alias de Victor Surge creó a este personaje ficticio al que llamó Slenderman.

Se describe como un hombre de aproximadamente unos cuatro metros de alto, complexión muy delgada, extremidades largas y ataviado con un traje y corbata. Su rostro no está definido dado que lleva una máscara blanca carente de cualquier facción, únicamente posee tentáculos que salen de su espalda y con los que ataca o secuestra a sus víctimas. Este ser acecha, acosa y perturba, especialmente a los niños/as. Muchos lo definen como un espectro o ente fantasmagórico al cual se le ve casi siempre de noche.

Todo eso comenzó a extenderse como la pólvora por internet desde su creación convirtiéndose así en un distinguido personaje y fenómeno viral usado posteriormente como base de leyendas terroríficas (creepypastas), y más adelante películas.

El 31 de mayo de 2014 en Wisconsin la leyenda toma un giro dramático; dos niñas (Morgan Geyser y Anissa Weier) asestaron 19 puñaladas a otra amiga y compañera de su colegio para honrar a Slenderman. El tribunal acusó a las jóvenes de intento de homicidio intencional en primer grado. La víctima sobrevivió gracias a la ayuda de un ciclista que la encontró. Las acusadas declararon que debían cometer ese acto para satisfacer a Slender Man. A raíz de esta noticia, el creador del personaje se manifestó y lamentó el suceso.

En 2016, HBO lanzó un documental que narraba el caso y profundizaba en la historia con todo lujo de detalles titulado ‘Beware the Slenderman’ dirigido por Irene Taylor Brodsky.

No obstante, no fue el único caso que se produjo ya que en Florida una joven declaró después de prender fuego a su domicilio que era asidua de las páginas y portales donde se presentaba tal fenómeno viral, lo que propició que se ligara directamente con otro caso relacionado con Slenderman. Estábamos ante el nacimiento de un mito de terror en la era digital, bien consolidado y que se había extendido a la velocidad de la luz.

Joey King

 

La película

Slender Man parte de un guion incoherente, que sin poder hacer nada se va consumiendo y destruyéndose a sí mismo echando por tierra una historia que por sí sola podía haber dado una película totalmente distinta y con otro rumbo muy distinto al que finalmente presenta.

Se narra la historia de cuatro jóvenes de una pequeña localidad de Massachusetts que invocan a un ser aterrador que recibe el nombre de Slender Man. Cuenta con los actores Joey King, Javier BotetJulia Goldani Telles, Annalise Basso, Jaz Sinclair, Taylor Richardson y Kayla Caulfield como protagonistas principales.

La película no solo me pareció absurda, sino que parte de un guion incoherente, que sin poder hacer nada se va consumiendo y destruyéndose a sí mismo echando por tierra una historia que por sí sola podía haber dado una película totalmente distinta y con otro rumbo muy distinto al que finalmente presenta.

En algunos momentos vemos falsas similitudes (y digo falsas porque es un quiero y no puedo) de películas de terror adolescentes como Scream (1996) o Sé lo que hicisteis el ultimo verano (1997), junto con una mezcla de las historias surgidas del terror japonés (J-Horror) y algún que otro paralelismo con el cine de Stephen KingLas actuaciones de las protagonistas me parecen forzadas, conllevando a un bucle que da lugar a una película sosa, aburrida y nefasta a nivel argumental: un batiburrillo mal plasmado.

Quizás para el público más joven haya cumpla sus expectativas y se lleven más de un susto. Pero está claro que para los verdaderos amantes del cine de terror las expectativas quedan aniquiladas por completo, reduciéndose al mero hecho de una película que no transcenderá y que parece filmada única y exclusivamente para poder rellenar la taquilla sin haber realizado un mínimo esfuerzo de cara a una trama más compleja o, al menos, coherente.

0.5 / 5 MOVIECRAZY
{{ reviewsOverall }} / 5 Lectores (1 voto)
Dirección
Guión
Actores
Vuestras puntuaciones Entra y puntúa
Ordenar:

¡Sé el primero en puntuar!

User Avatar User Avatar
Verified
/ 5

Ver todas las puntuaciones
{{ pageNumber+1 }}
Continuar leyendo

Críticas

El guateque (1968): Hrundi V. Bakshi, arma de destrucción masiva

No diga comedia en el cine de los años 60, diga Blake Edwards y Peter Sellers. Y, con permiso de La Pantera Rosa, ‘El guateque’ es probablemente la película más divertida del tándem.

El Gran Leblogski

Publicado

Moviecrazy - El guateque (The Party)

El poder destructivo de Jacques Clouseau no conoce límites, pero Hrundi V. Bakshi no se queda muy lejos. Estrenada en 1968, The Party es, probablemente, la comedia más divertida de los años sesenta. En la única ocasión en la que el tándem Blake Edwards-Peter Sellers no hizo un ménage-à-trois con el felino rosa, crearon una obra inolvidable y desternillante, improvisada y fabulosa.

Ambos eran fanáticos del slapstick y de la pareja formada por Stan Laurel y Oliver Hardy y se nota. No es necesaria una gran historia, ni una gran planificación, ni grandes medios económicos ni, si me apuran, un gran guión para conseguir una película casi perfecta. Ahora bien, no sirve de nada intentarlo en casa; el ingrediente secreto es uno que, por mucho que lo intentemos, difícilmente podremos comprar en ningún sitio: talento, mucho talento.

Podría enumerar docenas de momentos hilarantes, pero no tendría sentido alguno. Este caso es uno de los que proporciona pleno sentido a la frase “escribir de cine es como bailar de escultura“. Hay que verlos y, por favor, en rigurosa versión original. Hrundi no sería Hrundi de otro modo.

Moviecrazy - Steven Franken - The Party

Steven Franken y la diadema de pollo

Mención especial merece el actor Steven Franken. Si Peter Sellers no hubiera estado tan brillante, probablemente el super beodo camarero Levinson sería el personaje más recordado de esta fantástica película.

5 / 5 MOVIECRAZY
{{ reviewsOverall }} / 5 Lectores (0 votos)
Dirección
Guión
Actores
Vuestras puntuaciones Entra y puntúa
Ordenar:

¡Sé el primero en puntuar!

User Avatar User Avatar
Verified
/ 5

Ver todas las puntuaciones
{{ pageNumber+1 }}
Continuar leyendo

Trending