El día que Kim Basinger hizo lo que debía

Extraño momento el que se vivió el 26 de marzo de 1990 durante la ceremonia de entrega de los Oscars. No creo que nadie esperase eso de Kim Basinger. Al menos, yo desde luego no. Todavía en la adolescencia y tan preocupado por consumir todo el cine clásico e independiente posible como de dar la brasa a cualquiera que quisiera escucharme contando lo malas malísimas que eran las películas mainstream y, por ende, los actores que participaban en ellas, resulta que va la Basinger, paradigma de todo lo que yo consideraba tan pernicioso para el Séptimo Arte, y se pone, delante de millones y millones de personas, a defender nada menos que Do the Right Thing de Spike Lee, asestando así una buena puñalada al criterio de la intocable Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas.

Kim salió al escenario para presentar una de las cinco nominadas a mejor película, en concreto El club de los poetas muertos, pero antes de hacer lo previsto se le cruzaron deliciosamente los cables y sucedió lo siguiente:

“We’ve got five great films here, and they’re great for one reason: They tell the truth,” Basinger said. “But there is one film missing from this list that deserves to be on it because, ironically, it might tell the biggest truth of all. And that’s ‘Do The Right Thing.'”

Eso es lo que dijo en este momento, saltándose el guion como una campeona, y lo siguiente es lo que respondió poco tiempo después cuando le preguntaron por el asunto en una entrevista:

"Never wanted to do it, never intended on doing it. I don’t know what happened to me. I’d seen Do the Right Thing three times and I’m affected by certain films. I don’t put anybody up in the high sheets of God’s clouds for any reason, but I saw Do the Right Thing and the one thing that I really condone is the truth. Whatever truth is, let it come out. I don’t care if you’re going to get tarred and feathered. They can kill you but they can’t eat you. So on top of my horrifying, terrifying, out-of-my-mind fear, this was the biggest audience we were ever going to have on the face of the map. This is like getting up in front of one billion people. The room is pretty big, as Billy Crystal would say. So I said let’s let the truth get out more than it’s been getting out lately. I saw all of these nominated films and I saw that Spike Lee, who I hadn’t even met, had done the truest film of all. Take Driving Miss Daisy – I saw something that I’ve seen ever since I was a child, the depiction of something about the South that has always irritated me, okay? This is something I couldn’t stand. I wasn’t standing up for blacks or whites or any color, I was just saying, “Guys, you all are liars, you are leaving out another truth here.” I didn’t mean for it to be a shocking thing."

Spike Lee en Haz lo que debas - Do the Right Thing

Se escucharon algunos aplausos, se vieron bastantes caras de asombro entre los asistentes y, según contaba ella en la misma entrevista, como que no se acercaron mucho a felicitarla en las habituales fiestas de después de la ceremonia. Eso sí, nada más volver a su asiento, Spike Lee hizo llegar a Kim una nota en la que se podía leer "Thank you". Seguro que Radio Raheem también se lo hubiera agradecido.

Sobre el autor /

Los más perspicaces habrán intuido que no utilizo mi verdadero nombre, pero tampoco lo hacía Cary Grant. Mi película favorita sigue siendo Casablanca.

¿Algo que comentar?

Participa dejando aquí tu comentario. La dirección de email no será publicada.

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Escribe aquí lo que quieras buscar