Ana Torres-Alvarez, directora, guionista e ilustre colaboradora en estos píxeles ha compartido con nosotros su visión del Séptimo Arte.

¡Hola Ana! Es un placer tenerte otra vez por aquí. Bien es sabida tu devoción por Preston Sturges, pero, además del director de Los viajes de Sullivan, ¿cuáles son tus realizadores clásicos favoritos?

Lubitsch, Howard Hawks, Gregory La Cava, Mitchell Leisen, Gene Kelly, Vincente Minnelli y William Wyler pero por encima de todos, Sturges.

Ya que ha aparecido el nombre de Gene Kelly, adelanto la pregunta: ¿Qué tenía Gene para ser tan especial y único?

Era un adelantando a su época; aún hoy en día tanto su aspecto como su estilo resulta moderno. Además de su carrera como bailarín y cantante, hizo una más que buena carrera de actor dramático. Como director, además de ser un innovador del género musical, se atrevía con cualquier género. Y era inventor y no me refiero a sus creaciones en el campo de la coreografía sino que, cuando le dijeron que una escena no se podía rodar con el ángulo que él quería por el peso y volumen de las cámaras de Technicolor inventó el U-Bangui, una especie de brazo móvil que permite precisión en posiciones en horizontal y con una base giratoria.

Aparte de eso era una persona comprometida con todas las injusticias y sin darse el autobombo que se han dado otros, luchó contra el racismo, dejó de lado la religión católica porque la Iglesia apoyaba a Franco, fue a manifestaciones de apoyo en favor de los acusados por el Comité de Actividades Antiamericanas. Además era amigo de sus amigos y con gran apego a la familia. Por ejemplo, fingía lesiones durante el rodaje de Summer Stock para que no se notaran las continuas ausencias de su amiga Judy Garland. Ella le apoyó al principio y él se lo pagaba.

Fue capaz de dejar en dos ocasiones su carrera, una de ellas en el momento de máximo esplendor por el amor a la familia (primero se marchó a Europa para que no metieran a Betsy Blair en las listas negras y segundo, dejó de dirigir películas importantes como Cabaret porque su segunda mujer Jeanne Coyne murió y él se hizo cargo de sus hijos). Vamos, que además de ser una estrella con un talento único, era lo que se dice un buen tío.

Como actor, no hay duda de que Gene Kelly supera con creces a Fred Astaire.

¿Crees que Gene superó a su “maestro” Astaire como actor y bailarín?

Primero, a Fred Astaire no lo consideraba su maestro porque como decía Gene, él era un bailarín con estilo propio cuando Astaire era conocido. Y sí, como actor no hay duda de que Gene Kelly supera con creces a Fred Astaire. Como bailarín, cada uno tenía su estilo, ambos eran muy grandes. Pero, lo mismo que a Stanley Donen se le da un mérito que no tenía, ya que él era director pero no era coreógrafo, de hecho siempre tuvo un coreógrafo en las películas que dirigió sólo (lo de ponerlo como coreógrafo en los créditos fue un regalo de Gene por su amistad y colaboración), Fred sí tenía a un coreógrafo en la sombra acompañándole toda su carrera, el gran Hermes Pan al que, por el contrario, no se le da todo el mérito que merece. Con todo esto no menosprecio a Fred Astaire ya que me encanta. Eso sí, en la época en la que me dió por hacer coreografias, copiaba a Fred porque sus pasos me resultaban mucho más fáciles que los de Gene.

Volviendo a Sturges, ¿cuál es tu película favorita de las que dirigió y por qué?

Siempre he tenido una especial predilección por El Milagro de Morgan Creek, que ese guión pasara la censura con los temas que trata es aún un misterio para cualquiera. Jamás me he reído más con una película. Los actores, sobre todo Eddie Bracken que no era santo de mi devoción, están geniales. Es una gran locura de Sturges que sólo él podía hacer.

Recomiéndanos algún film oscuro, de esos que probablemente no hayamos oído hablar…

La historia de la Humanidad (The Story of Mankind), una rareza de 1957 con el grupo de actores más extraño que se haya podído uno imaginar (Hedy Lamarr, Vincent Price, los hermanos Marx, Ronald Colman, Peter Lorre, Dennis Hopper, Virgina Mayo, Edward Everett Horton…) dirigida por Irwin Allen y que es un juicio a la Humanidad. Esta película para mí es como si fuera una de Frank Capra donde se hubiera vuelto totalmente loco.

¿Qué tres autobiografías crees que no deberían faltar en ninguna biblioteca cinéfila?

Por supuesto “Preston Sturges by Preston Sturges” que además es muy divertida, “I Remember It Well” de Vincente Minnelli y “Magic Hour” de Jack Cardiff.

Que se considere a ‘Vertigo’ como la mejor película de Hitchcock me parece una broma.

Aprovechando que no tienes pelos en la lengua precisamente te pedimos que te mojes, aunque sea un poco. Sin citar a nadie si lo prefieres, en qué posición de los mejores directores de la historia del cine aparecería el primer nombre español?

En mi lista en una posición muy alta, entre los 20 primeros porque sería Edgar Neville, otro adelantado a su época. Los demás, con un par de excepciones, muy abajo.

Otra de chapuzón: película sobrevalorada, de las que todo el mundo dice ser de sus favoritas pero que tú piensas que no es para tanto…

Sin duda Vértigo. El guión es un despropósito, lleno de errores con un final estúpido y hasta James Stewart está mal en ella. Hitchcock tiene varias obras maestras pero que se considere a Vértigo su mejor película es una broma.

Sí que ha dado juego la pregunta… ¿hacemos lo mismo con un actor/actriz y un director?

Actor, James Dean. Simplemente me agota verlo actuar, tanta intensidad innecesaria con los buenos que son los actores que parecen que no actúan. En las películas que hizo, todo el mundo está mejor que él. Rock Hudson, por ejemplo, está genial en Gigante. Siempre he pensado que tuvo mucha suerte en morir joven porque habría envejecido muy mal como actor y, por supuesto nunca habría sido un mito.

Actriz, Barbra Streisand. Muy buena cantante pero como actriz mala pero de verdad. Además debe ser insoportable porque tuvo que ponerse a dirigir sus propias películas porque ningún director la soporta.

Director, sin duda, George Lucas. No es un director, es una tomadura de pelo. Vive de los efectos especiales y de hacer la misma película. Si se hubiera quedado sólo como productor, mejor.

Si hablamos del cine hecho desde los años 80 hasta la actualidad, ¿quién o quienes crees que merecerían compartir Olimpo con los realizadores que has citado anteriormente?

Veo difícil que alguien pueda estar en el Olimpo con ellos en la actualidad… Quizás Scorsese es el que más se acerca al director de cine clásico de toda la vida pero lleva ya muchos años en esto. Me gustan películas aisladas y de géneros muy variopintos. Por poner un ejemplo, una de mis películas favoritas es Ciudad de Dios pero no me gusta el cine brasileño.

Me cuesta elegir pero, de quedarme con alguien, dos directores tan distintos pero a la vez tan polifáceticos como Spike Lee y Kenneth Branagh.

Hemos hablado en alguna ocasión de la importancia de los guiones. Si pudieras contar con algún guionista del Holywood clásico para escribir tu próxima película, ¿quién sería el elegido?

Preston Sturges no, porque él querría dirigir, así que elegiría a Betty Comden y Adolph Green.

¿Estás de acuerdo conmigo en que lo que impera y tiene éxito en España es el humor zafio y chabacano? ¿A qué crees que es debido?

A nuestra manía de imitar siempre lo peor de los demás. Los americanos siempre han hecho grandes comedias, antes estaban allí Lubitsch, Sturges y compañía y aquí estaba Edgar Neville o Berlanga. Ahora allí se hacen comedias como Mejor Imposible o la misma Pretty Woman, pero en lugar de imitarlos en eso, los imitamos en cosas como Resacón en Las Vegas, Scary Movie y demás y tenemos Fuga de Cerebros, Spanish Movie y las cosas de Torrente. Sin embargo en Inglaterra o en Francia sí se hacen comedias de humor inteligente en lugar de zafio.

¿Hay esperanza para los que preferimos a William Powell antes que a Torrente?

En España lo dudo. El problema en este país es que no salen nuevos productores que se arriesguen (aparte de productores/directores que se arriesgan porque son sus propias obras) con cosas distintas y está siempre la misma gente produciendo las mismas cosas, y miestras funcionen en taquilla… ¿para qué cambiar?