Grandes secundarios del cine clásico (V) - Víctimas de los Marx

Sig Ruman, Margaret Dumont y Robert Emmett O'Connor tendrían asegurada su presencia no solo en esta sección, sino en cualquier antología de personajes memorables gracias a lo que tuvieron que aguantar en las películas que hicieron junto a los Hermanos Marx. Vilipendiados constantemente y ridiculizados sin piedad, es imposible no sentir admiración por ellos.

Groucho llamaba a Margaret Dumont "la quinta Hermana Marx" y no cabe duda de que se ganó a pulso tal sobrenombre. Apareció en siete películas junto a ellos: The Cocoanuts, Animal Crackers, Duck Soup, A Night at the Opera, A Day at the Races, At the Circus , The Big Store y además consiguió su primer contrato para hacer cine a la vez que los Marx, con los que ya había trabajado en las representaciones teatrales de The Cocoanuts en 1925-1926 y Animal Crackers en 1928-1929. Dumont falleció el 6 de marzo de 1964, pocos días después de la que fue su última colaboración con Groucho en el famoso show televisivo The Hollywood Palace.

Dicen de Margaret Dumont que no llegaba a comprender el humor de los Hermanos y en parte por eso resultaba ser el objetivo perfecto de las bromas marxistas. Puede que así fuera o puede que esa imagen la creara premeditadamente. Yo apuesto por lo segundo, ya que ella había iniciado su carrera teatral a principios de siglo precisamente haciendo comedias. También participó en otras películas cómicas al lado de Laurel y Hardy, Danny Kaye y Abbot y Costello e incluso tuvo un pequeño papel no acreditado en The Women, dirigida por Cukor. Pero para mí siempre será la señora Claypool, y todo en ella me recordará a ella... sus ojos, su cuello, sus labios... todo, excepto ella.

Secundarios Hermanos Marx - Sig Ruman

Herbert Gottlieb, digo Sig Ruman, sufrió en tres ocasiones el acoso de los Marx: A Night at the Opera, A Day at the Races y A Night in Casablanca. Sus interpretaciones dando perfecta réplica al trío son absolutamente magistrales, sobre todo en las dos primeras. Gottlieb y el Dr. Steinberg acaban hasta la coronilla, o mejor dicho, hasta la punta de la barba, de los demoledores grouchos Otis B. Driftwood y Hugo Z. Hackenbush.

Ruman, o Rumann, nació en Hamburgo y luchó con las fuerzas imperiales alemanas durante la primera guerra mundial. En 1924 emigró a los Estados Unidos y comenzó a actuar en Broadway hasta que en 1933 el cine se convirtió en su principal dedicación, llegando a participar en más de cien producciones.

La verdad es que siento debilidad por este hombre, quizá porque aparece en algunas de las películas que se convirtieron en mis favoritas cuando empecé a ver cine clásico. Ninotchka, en la que interpreta a Iranoff, miembro junto a Buljanoff y Kopalski del trío de disolutos enviados soviéticos, To Be or Not To Be en la que da vida al Coronel "campo de concentración" Ehrhardt y evidentemente, las tres que hizo junto a los Marx Bros.

Hermanos Marx - Robert Emmett OConnor

Robert Emmett O'Connor. El sargento Henderson nada menos. El hombre que no veía otra cosa que camas en Una noche en la ópera. Solo trabajo una vez con Groucho, Chico y Harpo, pero se emplearon tan a fondo con él que parece que no fue la única. Si me obligasen a escoger una sola escena de toda la filmografía de los Marx, creo que la del apartamento y las camas sería la elegida. Qué manera de volverle loco. Pero no acaba ahí la cosa, no. Hay tiempo durante el resto del metraje para burlarse de su aspecto físico, ridiculizarle delante de sus superiores y propiciar su participación como extra en La Traviata.

O'Connor también inició su carrera como actor en los escenarios de Broadway, en los que estuvo hasta 1933, abandonándolos definitivamente para participar en casi doscientas películas. Podemos verle por ejemplo en Lady for a Day de Capra, en The Public Enemy ejerciendo de gánster compinche de James Cagney o en una pequeña aparición en Sunset Blvd. en el que fue su último trabajo en el cine.

Sobre el autor /

Los más perspicaces habrán intuido que no utilizo mi verdadero nombre, pero tampoco lo hacía Cary Grant. Mi película favorita sigue siendo Casablanca.

3 Comentarios

  • Colorista

    5 años ago

    Ostia que grandes los marx......, mi favorita es un dia en las carreras

  • El Gran Leblogski

    5 años ago

    Claro que sí. Qué triste sería la vida sin los Hermanos Marx, ¿verdad?

  • Betty

    5 años ago

    Muy bueno, sí señor. Esta gente era muy importante en el universo Marx. Enhorabuena por acordarte de ellos.

¿Algo que comentar?

Participa dejando aquí tu comentario. La dirección de email no será publicada.

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Escribe aquí lo que quieras buscar