Moviecrazy - Miriam Hopkins Moviecrazy - Miriam Hopkins

Artículos

Miriam Hopkins, otra gran olvidada del Hollywood Clásico

Miriam fue una de las actrices más famosas de los años 30. Pocos pueden presumir de haber trabajado en tres películas casi consecutivas del mago Lubitsch, cosa que hizo nuestra protagonista en 1931, 1932 y 1933 con The Smiling Lieutenant, Trouble in Paradise y Design for Living.

El Gran Leblogski

Publicado

Miriam Hopkins, pequeña de estatura pero enorme actriz, fallecía un 9 de octubre de 1972 a causa de un infarto de miocardio.

Miriam fue una de las actrices más famosas de los años 30. Pocos pueden presumir de haber trabajado en tres películas casi consecutivas del mago Lubitsch, cosa que hizo nuestra protagonista en 1931, 1932 y 1933 con The Smiling Lieutenant, Trouble in Paradise y Design for Living, y en cuatro de William Wyler: These Three (1936), The Heiress (1949), Carrie (1952) y The Children’s Hour (1961).

En la fantástica Design for Living volvía a encontrarse con Fredric March dos años después de sufrirlo en la que es, en mi opinión, la mejor adaptación hecha de Dr. Jekyll and Mr. Hyde. Olvidad la versión de Spencer Tracy e Ingrid Bergman, aquí se percibe la maldad de Hyde en cada fotograma y Miriam demuestra por primera vez con su extraordinaria interpretación que la fórmula de su popularidad no estaba compuesta exclusivamente por escándalos.

Archienemiga de Bette Davis, investigada por el FBI durante más 15 años, madre soltera de un niño adoptado (que para la época era muy poco común), casada cuatro veces y con innumerables romances a sus espaldas, bisexual, temperamental y caprichosa, la vida privada de Miriam hacía que Lindsey Lohan parezca Blancanieves a su lado.

Moviecrazy - Miriam Hopkins y Bette Davis boxeando

Miriam Hopkins y Bette Davis dispuestas a darlo todo en el ring

Con Bette Davis coincidió en dos películas: The Heiress (1939) y Old Acquaintance (1943). Miriam estaba convencida de que Bette tenía una aventura con su marido (el director Anatole Litvak) y Davis, que no rehuía precisamente un buen cruce de hirientes declaraciones y menciones en la prensa, tuvo en Hopkins un buen sparring para su legendaria relación de odio-odio con Joan Crawford.

Precisamente después de Old Acquaintance, Miriam hizo un pequeño paréntesis y estuvo seis años sin pisar un plató de cine, para volver en 1949 con la mencionada The Heiress. Ya en los años cincuenta y sesenta combinó su trabajo en la gran pantalla con numerosas apariciones en programas de televisión, que se convirtieron a la postre en su hogar profesional hasta que se retiró definitivamente del show-business en 1970.

2 Comentarios

2
Escribe tu comentario

avatar
2 Hilos en los comentarios
0 Comentarios respondidos
0 Seguidores
 
Comentario viral
Hilo más comentado
newest oldest most voted
Silvia
Miembr@

Hay una de ella que descubrí hace poco del 36, de las menos conocidas de William Wyler que se llama “Esos tres”, la trama es muy parecia a “La calumnia”. Es muy buena también.

Actualidad

Once Upon a Time in Hollywood: Érase una vez en el doblaje

El Gran Leblogski

Publicado

Erase una vez en Hollywood - Tarantino

Pero qué hemos hecho para merecer esto. Y no, no me refiero a tener que aguantar a Leonardo DiCaprio y a Brad Pitt (bueno, a este le soporto) si queremos ver la última película de Quentin Tarantino.

Once upon a time, érase una vez hace mucho tiempo, los doblajes al español, salvo excepciones, eran soportables. Ahora, salvo excepciones, son completamente deplorables.

A todo esto, no sé qué hago yo hablando de una película que no tengo intención alguna de ver ni doblada ni en versión original. Si hace 25 años (26 para ser más exactos) alguien me hubiera dicho que dejaría de ver una peli por DiCaprio y no por Brad Pitt me hubiera echado a reír. Recordad, en 1993 Leonardo estrenó What’s Eating Gilbert Grape? y Brad, Kalifornia. En fin, c’est la vie!

Continuar leyendo

Artículos

Grandes secundarios: Edward Everett Horton

El Gran Leblogski

Publicado

Moviecrazy - Edward Everett Horton

Si Edward Everett Horton pudiera hacer una presentación antes de proyectar alguna de sus películas, lo haría igual que Troy McClure en Los Simpson: “Me recordarán de otras películas y series de televisión como…” y ese como ascendería a ¡casi 200 títulos! Y, a diferencia del pobre Troy, a Everett Horton sí que le recordaríamos.

No creo que haya nadie que haya visto algo de cine clásico y no sepa de quién estamos hablando. Quizá no por el nombre, pero al ver las fotos (bien acompañado por Carmen Miranda en la segunda) seguro que le habéis asociado con alguna de las películas que hizo junto a Fred Astaire y Ginger Rogers —The Gay Divorcee, Top Hat y Shall We Dance— o quizá en algún film dirigido por Ernst LubitschTrouble in Paradise , Design for Living, The Merry Widow, Angel y Bluebeard’s Eighth Wife— o por Frank CapraLost Horizon, Arsenic and Old Lace y Pocketful of Miracles—.

Moviecrazy - Carmen Miranda y Edward Everett Horton

Carmen Miranda con Edward Everett Horton

Horton no solo hizo cine y televisión. Colaboró con asiduidad en diversos programas de radio donde llegó a tener su propio show y estuvo muy ligado al teatro, ya que además de actuar en diversas obras fue director del Majestic Theatre de Los Ángeles a finales de los años 20, dando trabajo allí a algunos de sus amigos actores cuando no eran contratados por los estudios cinematográficos. Por aquella época, también impartió clases de dicción a alguna de las estrellas hollywoodienses durante la transición del cine mudo al sonoro.

Por lo que a mí respecta, el habitual título de ‘secundario de lujo’ se queda muy corto en este caso. En los años en los que casi cada película de Hollywood era una fiesta, Edward Everett Horton convertía con su presencia cualquiera de ellas en algo muy especial.

Continuar leyendo

Trending