Critica Cold War Critica Cold War

Críticas

Cold War: magdalenas de Proust en glorioso blanco y negro

“Cold War” es Cine con mayúsculas, Cine como lenguaje universal en lugar de cine con minúsculas, de ese que se reduce sin que nos demos cuenta a una mera transacción económica.

El Gran Leblogski

Publicado

Cuenta Marcel Proust en el primer volumen de ‘En busca del tiempo perdido‘ cómo el sabor de una magdalena empapada en té desencadenó en él una cascada de recuerdos de su niñez. Pues bien, ayer mismo salí del cine con una bolsa llena de magdalenas de Proust tras ver “Cold War”.

El film de Pawel Pawlikowski no me retrotrajo a mi infancia, pero sí a los días en los que, salvo excepciones, al salir de la sala tenía la sensación de haber visto algo grande, de haber visto algo que me acompañaría durante muchos años. Algo que, además, me ayudaba a, por qué no decirlo, a ser más feliz. Una felicidad no necesariamente grata, pero que sí llevaba ligada siempre una inmensa satisfacción intelectual. Un viaje temporal hacia, por ejemplo, “Europa” de Lars von Trier. Veintisiete años recorridos en un solo instante hasta que el brutal fast forward de una máquina del tiempo en forma de butaca me devolvía a “Cold War“.

Cold War” es Cine con mayúsculas, Cine como lenguaje universal en lugar de cine con minúsculas, de ese que se reduce sin que nos demos cuenta a una mera transacción económica. “Cold War” es la historia de amor de Wiktor (Tomasz Kot) y Zula (Joanna Kulig) basada, según cuenta Pawlikowski, en la que vivieron sus propios padres. “Cold War” son ochenta y pico minutos de magia. Por muy manida que esté la palabra, no hay otra que defina mejor lo que podemos contemplar a cambio de unos pocos euros.

 

Película Cold War

Joanna Kulig (Zula)

Ida“, la anterior película de Pawlikowski me gustó mucho. “Cold War” ha traído las magdalenas. No me extrañaría en absoluto que la próxima película de Pawel produjera en mí un síndrome de Stendhal como una catedral.

Y no, no voy a contar nada más de esta maravillosa película. Ni siquiera voy a incluir el tráiler. Como al final de “Testigo de Cargo“, yo también pido a los que la hayáis visto que no contéis nada. Que vuestros amigos y conocidos se sienten en el cine, que se apaguen las luces y que las gloriosas imágenes en blanco y negro de “Cold War” sean las que cuenten toda la historia.

5 / 5 MOVIECRAZY
{{ reviewsOverall }} / 5 Lectores (4 votos)
Dirección
Guión
Actores
Vuestras puntuaciones Entra y puntúa
Ordenar:

Sé el primero en puntuar.

User Avatar User Avatar
Verified
/ 5

Ver todas las puntuaciones
{{ pageNumber+1 }}
1 Comentario

1
Escribe tu comentario

avatar
1 Hilos en los comentarios
0 Comentarios respondidos
0 Seguidores
 
Comentario viral
Hilo más comentado
newest oldest most voted
SergioGonzalez
Miembr@

Excelente película, sin duda. Estoy de acuerdo, es mejor no decir nada a nadie. Y la música… increíble.

Críticas

Slender Man: fenómeno viral y terror adolescente

La película parte de un guion incoherente, que sin poder hacer nada se va consumiendo y destruyéndose a sí mismo echando por tierra una historia que por sí sola podía haber dado una película totalmente distinta y con otro rumbo muy distinto al que finalmente presenta.

Susan Vance

Publicado

Critica Slenderman

El origen de este personaje se sitúa en 2009 cuando un joven llamado Eric Knudsen, usuario del foro Something Awful, y bajo el alias de Victor Surge creó a este personaje ficticio al que llamó Slenderman.

Se describe como un hombre de aproximadamente unos cuatro metros de alto, complexión muy delgada, extremidades largas y ataviado con un traje y corbata. Su rostro no está definido dado que lleva una máscara blanca carente de cualquier facción, únicamente posee tentáculos que salen de su espalda y con los que ataca o secuestra a sus víctimas. Este ser acecha, acosa y perturba, especialmente a los niños/as. Muchos lo definen como un espectro o ente fantasmagórico al cual se le ve casi siempre de noche.

Todo eso comenzó a extenderse como la pólvora por internet desde su creación convirtiéndose así en un distinguido personaje y fenómeno viral usado posteriormente como base de leyendas terroríficas (creepypastas), y más adelante películas.

El 31 de mayo de 2014 en Wisconsin la leyenda toma un giro dramático; dos niñas (Morgan Geyser y Anissa Weier) asestaron 19 puñaladas a otra amiga y compañera de su colegio para honrar a Slenderman. El tribunal acusó a las jóvenes de intento de homicidio intencional en primer grado. La víctima sobrevivió gracias a la ayuda de un ciclista que la encontró. Las acusadas declararon que debían cometer ese acto para satisfacer a Slender Man. A raíz de esta noticia, el creador del personaje se manifestó y lamentó el suceso.

En 2016, HBO lanzó un documental que narraba el caso y profundizaba en la historia con todo lujo de detalles titulado ‘Beware the Slenderman’ dirigido por Irene Taylor Brodsky.

No obstante, no fue el único caso que se produjo ya que en Florida una joven declaró después de prender fuego a su domicilio que era asidua de las páginas y portales donde se presentaba tal fenómeno viral, lo que propició que se ligara directamente con otro caso relacionado con Slenderman. Estábamos ante el nacimiento de un mito de terror en la era digital, bien consolidado y que se había extendido a la velocidad de la luz.

Joey King

 

La película

Slender Man parte de un guion incoherente, que sin poder hacer nada se va consumiendo y destruyéndose a sí mismo echando por tierra una historia que por sí sola podía haber dado una película totalmente distinta y con otro rumbo muy distinto al que finalmente presenta.

Se narra la historia de cuatro jóvenes de una pequeña localidad de Massachusetts que invocan a un ser aterrador que recibe el nombre de Slender Man. Cuenta con los actores Joey King, Javier BotetJulia Goldani Telles, Annalise Basso, Jaz Sinclair, Taylor Richardson y Kayla Caulfield como protagonistas principales.

La película no solo me pareció absurda, sino que parte de un guion incoherente, que sin poder hacer nada se va consumiendo y destruyéndose a sí mismo echando por tierra una historia que por sí sola podía haber dado una película totalmente distinta y con otro rumbo muy distinto al que finalmente presenta.

En algunos momentos vemos falsas similitudes (y digo falsas porque es un quiero y no puedo) de películas de terror adolescentes como Scream (1996) o Sé lo que hicisteis el ultimo verano (1997), junto con una mezcla de las historias surgidas del terror japonés (J-Horror) y algún que otro paralelismo con el cine de Stephen KingLas actuaciones de las protagonistas me parecen forzadas, conllevando a un bucle que da lugar a una película sosa, aburrida y nefasta a nivel argumental: un batiburrillo mal plasmado.

Quizás para el público más joven haya cumpla sus expectativas y se lleven más de un susto. Pero está claro que para los verdaderos amantes del cine de terror las expectativas quedan aniquiladas por completo, reduciéndose al mero hecho de una película que no transcenderá y que parece filmada única y exclusivamente para poder rellenar la taquilla sin haber realizado un mínimo esfuerzo de cara a una trama más compleja o, al menos, coherente.

0.5 / 5 MOVIECRAZY
{{ reviewsOverall }} / 5 Lectores (1 voto)
Dirección
Guión
Actores
Vuestras puntuaciones Entra y puntúa
Ordenar:

Sé el primero en puntuar.

User Avatar User Avatar
Verified
/ 5

Ver todas las puntuaciones
{{ pageNumber+1 }}
Continuar leyendo

Críticas

El guateque (1968): Hrundi V. Bakshi, arma de destrucción masiva

No diga comedia en el cine de los años 60, diga Blake Edwards y Peter Sellers. Y, con permiso de La Pantera Rosa, ‘El guateque’ es probablemente la película más divertida del tándem.

El Gran Leblogski

Publicado

Moviecrazy - El guateque (The Party)

El poder destructivo de Jacques Clouseau no conoce límites, pero Hrundi V. Bakshi no se queda muy lejos. Estrenada en 1968, The Party es, probablemente, la comedia más divertida de los años sesenta. En la única ocasión en la que el tándem Blake Edwards-Peter Sellers no hizo un ménage-à-trois con el felino rosa, crearon una obra inolvidable y desternillante, improvisada y fabulosa.

Ambos eran fanáticos del slapstick y de la pareja formada por Stan Laurel y Oliver Hardy y se nota. No es necesaria una gran historia, ni una gran planificación, ni grandes medios económicos ni, si me apuran, un gran guión para conseguir una película casi perfecta. Ahora bien, no sirve de nada intentarlo en casa; el ingrediente secreto es uno que, por mucho que lo intentemos, difícilmente podremos comprar en ningún sitio: talento, mucho talento.

Podría enumerar docenas de momentos hilarantes, pero no tendría sentido alguno. Este caso es uno de los que proporciona pleno sentido a la frase “escribir de cine es como bailar de escultura“. Hay que verlos y, por favor, en rigurosa versión original. Hrundi no sería Hrundi de otro modo.

Moviecrazy - Steven Franken - The Party

Steven Franken y la diadema de pollo

Mención especial merece el actor Steven Franken. Si Peter Sellers no hubiera estado tan brillante, probablemente el super beodo camarero Levinson sería el personaje más recordado de esta fantástica película.

5 / 5 MOVIECRAZY
{{ reviewsOverall }} / 5 Lectores (0 votos)
Dirección
Guión
Actores
Vuestras puntuaciones Entra y puntúa
Ordenar:

Sé el primero en puntuar.

User Avatar User Avatar
Verified
/ 5

Ver todas las puntuaciones
{{ pageNumber+1 }}
Continuar leyendo

Trending

PÁGINA EN PRUEBAS - 2018 Moviecrazy - Sitio sin ánimo de lucro y libre de publicidad. Todas las imágenes pertenecen a sus respectivos dueños o autores. Privacidad - Cookies