Y más nos valdría habernos quedado calladitos. Ahora, el productor de la próxima película del superhéroe sin poderes viene a decir que seamos benévolos, que concedamos el beneficio de la duda al director que fue el que escogió a Pattinson, que lo importante es el personaje, bla, bla, bla.

Curiosamente, ha efectuado estas declaraciones en la convención de cómics CCXP Cologne. Qué cosas. Permitidme que reformule sus palabras: que se den la vuelta los de las antorchas, que no va conmigo. A mí no me miréis. Los escraches, para Matt Reeves. Yo no sé nada.

Solo le ha faltado decir, en plan billete de trillón de dólares de Los Simpson: «¿Pattinson? ¿Qué Pattinson?».