zCine

Amanda: Fred Astaire y Ginger Rogers en un ‘screwball musical’

El Gran Leblogski

Publicado

Hay que ver lo bien que se le daba a Ginger Rogers hacer el tonto. Y no me refiero a su lamentable implicación en la “caza de brujas” ni al atrevimiento de llamar “snippy” (algo así como “impertinente”) a Katharine Hepburn, con la que trabajó en Stage Door. En esa película Adolph Menjou era el protagonista masculino y conociendo un poco su ideología, que hacía que a su lado la ultra republicana Rogers pareciera Stalin, la pobre Kate debió de alucinar durante el rodaje de la misma.

Pero a lo que vamos. Carefree (llamada Amanda en España) no es un film que suela posicionarse entre los mejores del tándem AstaireRogers, sino más bien todo lo contrario. Sí, está dirigida por el gran Mark Sandrich al igual que The Gay Divorcee, Top Hat, Follow the Fleet o Shall We Dance y no faltan unos cuantos bailes, pero más que un musical podríamos decir que nos encontramos ante una screwball comedy en toda regla. Hay psiquiatras (Astaire), enfermeros locos, jueces al borde del ataque de nervios, aparece por ahí Franklin Pangborn, del personaje guaperas que siempre está fuera de lugar se encarga Ralph Bellamy y Ginger nos brinda unos cuantas inolvidables escenas actuando bajo la hipnosis del Dr. Astaire.

Cartel original de la película

No es complicado imaginar a Carole Lombard o a la propia Katharine Hepburn en el papel de Rogers y, por qué no, a Cary Grant o Fredric March sustituyendo a Fred. Pero está bien así; de otro modo nos perderíamos un par de números que valen su minutaje en oro y otra gran banda sonora compuesta por Irving Berlin.

4.7 / 5 MOVIECRAZY
{{ reviewsOverall }} / 5 (0 votos) Lectores
Dirección
Guión
Actores
Vuestras puntuaciones Entra y puntúa
Ordenar:

Sé el primero en puntuar.

User Avatar User Avatar
Verified
/ 5

Ver todas las puntuaciones
{{ pageNumber+1 }}

z_feed

Billy Wilder, wie haben Sie’s gemacht? – ¿Cómo lo hiciste, Billy?

El Gran Leblogski

Publicado

Moviecrazy - Como lo hiciste, Billy - Billy Wilder

En 1988, el director de cine alemán Volker Schlöndorff convenció, no sin dificultad, a Billy Wilder para realizar una serie de entrevistas filmadas. Parece ser que Wilder, que en esos momentos tenía 82 años, se negó varias veces a participar en tal proyecto pero la obstinación de Schlöndorff resultó de lo más fructífera tanto para él como para cualquier entusiasta del Séptimo Arte.

Tras un comienzo tan poco esperanzador el resultado final fue, cuanto menos, sorprendente. De no querer saber nada del tema, el creador de ‘Sabrina’ comenzó a hablar y a hablar y dichas entrevistas se alargaron durante dos semanas. Lo que no causa ninguna sorpresa es contemplar lo didácticas y entretenidas que resultan. Wilder, que algunos días estaba de mejor humor que otros, explica tanto como omite, comenta decenas de anécdotas personales y profesionales de la gente con la que trabajó, juega feroz pero sutilmente con los entrevistadores (Schlöndorff y el crítico Hellmut Karasek) y se deja querer, pero hasta cierto punto. Cambia el idioma del inglés al alemán como si tal cosa; el teléfono suena y contesta sin inmutarse interrumpiendo lo que estuvieran hablando en ese momento. Después, de forma muy educada, se disculpa. Wilder en estado puro.

Billy Wilder - Como lo hiciste, Billy

Con la popularidad actual de Wilder, uno se imaginaría que tan imprescindible documento habría sido reeditado en numerosas ocasiones, con sus ‘ediciones especiales’ añadiendo todos y cada uno de los minutos desechados en el montaje final, posteriores entrevistas a Schlöndorff y Karasek en las que se les rogara que contasen cada detalle que pudieran rememorar de aquellas horas pasadas junto a Billy, pero me temo no ha sido así. Más bien todo lo contrario.

La serie completa de seis capítulos fue programada en La 2 de Televisión Española a principios de los años 90 bajo el nombre de ‘¿Cómo lo hiciste, Billy?‘ (‘Billy Wilder, wie haben Sie’s gemacht?‘) y, que yo sepa, no se ha vuelto a emitir.

Existe también un documental con el título ‘Billy Wilder Speaks‘ ofrecido por algunos canales de televisión que resume en setenta (míseros) minutos aquellas conversaciones y una edición en DVD del mismo que añade setenta y un minutos como material adicional. Aun así, nos estaban escamoteando mucho, demasiado material. ¿Cuestión de derechos?

Si no queremos recurrir a Youtube (donde se encuentran desde no hace mucho los episodios completos, pero con una calidad espantosa y sin ningún subtítulo), la edición ‘Masters of Cinema’ en blu-ray de ‘Días sin huella’ incluye un extra llamado ‘Billy, How Did You Do It’ que comprende todos los episodios televisados en 1992 por la cadena inglesa BBC y tiene una duración de 180 minutos.

Ahora bien, como diría Osgood Fielding III, nadie es perfecto. Sólo están subtituladas (y únicamente en inglés) las partes habladas en alemán.

Continuar leyendo

Artículos

Miriam Hopkins, otra gran olvidada del Hollywood Clásico

Miriam fue una de las actrices más famosas de los años 30. Pocos pueden presumir de haber trabajado en tres películas casi consecutivas del mago Lubitsch, cosa que hizo nuestra protagonista en 1931, 1932 y 1933 con The Smiling Lieutenant, Trouble in Paradise y Design for Living.

El Gran Leblogski

Publicado

Moviecrazy - Miriam Hopkins

Miriam Hopkins, pequeña de estatura pero enorme actriz, fallecía un 9 de octubre de 1972 a causa de un infarto de miocardio.

Miriam fue una de las actrices más famosas de los años 30. Pocos pueden presumir de haber trabajado en tres películas casi consecutivas del mago Lubitsch, cosa que hizo nuestra protagonista en 1931, 1932 y 1933 con The Smiling Lieutenant, Trouble in Paradise y Design for Living, y en cuatro de William Wyler: These Three (1936), The Heiress (1949), Carrie (1952) y The Children’s Hour (1961).

En la fantástica Design for Living volvía a encontrarse con Fredric March dos años después de sufrirlo en la que es, en mi opinión, la mejor adaptación hecha de Dr. Jekyll and Mr. Hyde. Olvidad la versión de Spencer Tracy e Ingrid Bergman, aquí se percibe la maldad de Hyde en cada fotograma y Miriam demuestra por primera vez con su extraordinaria interpretación que la fórmula de su popularidad no estaba compuesta exclusivamente por escándalos.

Archienemiga de Bette Davis, investigada por el FBI durante más 15 años, madre soltera de un niño adoptado (que para la época era muy poco común), casada cuatro veces y con innumerables romances a sus espaldas, bisexual, temperamental y caprichosa, la vida privada de Miriam hacía que Lindsey Lohan parezca Blancanieves a su lado.

Moviecrazy - Miriam Hopkins y Bette Davis boxeando

Miriam Hopkins y Bette Davis dispuestas a darlo todo en el ring

Con Bette Davis coincidió en dos películas: The Heiress (1939) y Old Acquaintance (1943). Miriam estaba convencida de que Bette tenía una aventura con su marido (el director Anatole Litvak) y Davis, que no rehuía precisamente un buen cruce de hirientes declaraciones y menciones en la prensa, tuvo en Hopkins un buen sparring para su legendaria relación de odio-odio con Joan Crawford.

Precisamente después de Old Acquaintance, Miriam hizo un pequeño paréntesis y estuvo seis años sin pisar un plató de cine, para volver en 1949 con la mencionada The Heiress. Ya en los años cincuenta y sesenta combinó su trabajo en la gran pantalla con numerosas apariciones en programas de televisión, que se convirtieron a la postre en su hogar profesional hasta que se retiró definitivamente del show-business en 1970.

Continuar leyendo

Trending

PÁGINA EN PRUEBAS - 2018 Moviecrazy - Sitio sin ánimo de lucro y libre de publicidad. Todas las imágenes pertenecen a sus respectivos dueños o autores. Privacidad - Cookies