El origen de este personaje se sitúa en 2009 cuando un joven llamado Eric Knudsen, usuario del foro Something Awful, y bajo el alias de Victor Surge creó a este personaje ficticio al que llamó Slenderman.

Se describe como un hombre de aproximadamente unos cuatro metros de alto, complexión muy delgada, extremidades largas y ataviado con un traje y corbata. Su rostro no está definido dado que lleva una máscara blanca carente de cualquier facción, únicamente posee tentáculos que salen de su espalda y con los que ataca o secuestra a sus víctimas. Este ser acecha, acosa y perturba, especialmente a los niños/as. Muchos lo definen como un espectro o ente fantasmagórico al cual se le ve casi siempre de noche.

Todo eso comenzó a extenderse como la pólvora por internet desde su creación convirtiéndose así en un distinguido personaje y fenómeno viral usado posteriormente como base de leyendas terroríficas (creepypastas), y más adelante películas.

El 31 de mayo de 2014 en Wisconsin la leyenda toma un giro dramático; dos niñas (Morgan Geyser y Anissa Weier) asestaron 19 puñaladas a otra amiga y compañera de su colegio para honrar a Slenderman. El tribunal acusó a las jóvenes de intento de homicidio intencional en primer grado. La víctima sobrevivió gracias a la ayuda de un ciclista que la encontró. Las acusadas declararon que debían cometer ese acto para satisfacer a Slender Man. A raíz de esta noticia, el creador del personaje se manifestó y lamentó el suceso.

En 2016, HBO lanzó un documental que narraba el caso y profundizaba en la historia con todo lujo de detalles titulado ‘Beware the Slenderman’ dirigido por Irene Taylor Brodsky.

No obstante, no fue el único caso que se produjo ya que en Florida una joven declaró después de prender fuego a su domicilio que era asidua de las páginas y portales donde se presentaba tal fenómeno viral, lo que propició que se ligara directamente con otro caso relacionado con Slenderman. Estábamos ante el nacimiento de un mito de terror en la era digital, bien consolidado y que se había extendido a la velocidad de la luz.

Joey King

 

La película

Slender Man parte de un guion incoherente, que sin poder hacer nada se va consumiendo y destruyéndose a sí mismo echando por tierra una historia que por sí sola podía haber dado una película totalmente distinta y con otro rumbo muy distinto al que finalmente presenta.

Se narra la historia de cuatro jóvenes de una pequeña localidad de Massachusetts que invocan a un ser aterrador que recibe el nombre de Slender Man. Cuenta con los actores Joey King, Javier BotetJulia Goldani Telles, Annalise Basso, Jaz Sinclair, Taylor Richardson y Kayla Caulfield como protagonistas principales.

La película no solo me pareció absurda, sino que parte de un guion incoherente, que sin poder hacer nada se va consumiendo y destruyéndose a sí mismo echando por tierra una historia que por sí sola podía haber dado una película totalmente distinta y con otro rumbo muy distinto al que finalmente presenta.

En algunos momentos vemos falsas similitudes (y digo falsas porque es un quiero y no puedo) de películas de terror adolescentes como Scream (1996) o Sé lo que hicisteis el ultimo verano (1997), junto con una mezcla de las historias surgidas del terror japonés (J-Horror) y algún que otro paralelismo con el cine de Stephen KingLas actuaciones de las protagonistas me parecen forzadas, conllevando a un bucle que da lugar a una película sosa, aburrida y nefasta a nivel argumental: un batiburrillo mal plasmado.

¿La has visto? ¡Puntúala!

Pincha en una estrella para puntuar

Puntuación media: / 5. Número de votos:

Quizás para el público más joven haya cumpla sus expectativas y se lleven más de un susto. Pero está claro que para los verdaderos amantes del cine de terror las expectativas quedan aniquiladas por completo, reduciéndose al mero hecho de una película que no transcenderá y que parece filmada única y exclusivamente para poder rellenar la taquilla sin haber realizado un mínimo esfuerzo de cara a una trama más compleja o, al menos, coherente.