Ziegfeld Follies - Moviecrazy Ziegfeld Follies - Moviecrazy

Artículos

Viajando en el tiempo: Ziegfeld Follies

El Gran Leblogski

Publicado

¿A quién no le gustaría poder viajar en el tiempo? Supongamos que elegimos el año 1916 y la ciudad de Nueva York como nuestro primer destino. Nos hacemos con un elegante atuendo y nos dirigimos a pasar la noche en Broadway, y cómo mejor que en un espectáculo Ziegfeld. Poco después de situarnos bien cerca del escenario vemos que se coloca a nuestro lado un hombre gordo y cincuentón, el cual ha reservado dos asientos, uno para él y otro para… su sombrero! Bueno, no le damos más importancia, pero nos fijamos en una de las coristas. Se parece mucho a Marion Davies. Rápidamente asociamos ideas y mirando de reojo al hombre que nos acompaña, descubrimos que es nada menos que William Randolph Hearst. Finalizado el show, y tras deslizar unos cuantos dólares en la mano de uno de los acomodadores, nos confirman el dato: Hearst lleva asistiendo desde hace tiempo día sí y día también al espectáculo, para ver en acción a Marion. Y a su ‘rosebud‘, nos quedaríamos pensando…

Esa sería una de las incontables historias que podríamos vivir si añadiéramos como bookmark en nuestra máquina del tiempo particular las producciones de Florenz Ziegfeld. Desde 1907 hasta su muerte en 1932 (aunque hubo otros que lo continuaron hasta mediados de los años 50), Ziegfeld ideó y puso en marcha una serie de espectáculos musicales inspirados en los Folies Bergères parisinos. Los números musicales y cómicos se renovaban anualmente y contaban con la participación de famosas personalidades del show business.

Pero ya puestos a sacar provecho de nuestros conocimientos actuales, lo más interesante sería observar cómo se comportaban encima del escenario algunas anónimas ‘Ziegfeld Girls’: Paulette Goddard, Joan Blondell, Barbara Stanwyck o Louise Brooks por poner unos cuantos ejemplos. Y digo bien observar, ya que las edades en las que participaban algunas de ellas sorprenden bastante. Brooks tenía alrededor de 15 años la primera vez que actuó allí, y Barbara Stanwyck solo 13. En descargo del amigo William diremos que Marion Davies ya había cumplido los 18 cuando su sombrero, él y ella se iban después de las representaciones al apartamento que tenía Hearst cerca de los teatros de Broadway.

Ziegfeld Girl - Moviecrazy

Cartel original de ‘Ziegfeld Girl’ (1941)

Hay varias películas dedicadas o relacionadas con los Ziegfeld Follies: The Follies Girl, Pretty Ladies(en la que trabaja una jovencísima Joan Crawford y también Norma Shearer, que curiosamente fue rechazada por el propio Florenz Ziegfeld), The Great Ziegfeld protagonizada por William Powell, Ziegfeld Girl con James Stewart, Judy Garland, Hedy Lamarr y Lana Turner, y Ziegfeld Follies que es un compendio de números humorísticos (excelente el de Red Skelton) y musicales inspirados en los originales, y en la que aparecen entre otros Fred Astaire, Gene Kelly, Cyd Charisse o Fanny Brice. Y hablando de ésta última, Funny Girl (la de Barbra Streisand) relata su vida en la etapa Ziegfeld con Walter Pidgeon encarnando al legendario productor.

Actualidad

Once Upon a Time in Hollywood: Érase una vez en el doblaje

El Gran Leblogski

Publicado

Erase una vez en Hollywood - Tarantino

Pero qué hemos hecho para merecer esto. Y no, no me refiero a tener que aguantar a Leonardo DiCaprio y a Brad Pitt (bueno, a este le soporto) si queremos ver la última película de Quentin Tarantino.

Once upon a time, érase una vez hace mucho tiempo, los doblajes al español, salvo excepciones, eran soportables. Ahora, salvo excepciones, son completamente deplorables.

A todo esto, no sé qué hago yo hablando de una película que no tengo intención alguna de ver ni doblada ni en versión original. Si hace 25 años (26 para ser más exactos) alguien me hubiera dicho que dejaría de ver una peli por DiCaprio y no por Brad Pitt me hubiera echado a reír. Recordad, en 1993 Leonardo estrenó What’s Eating Gilbert Grape? y Brad, Kalifornia. En fin, c’est la vie!

Continuar leyendo

Artículos

Grandes secundarios: Edward Everett Horton

El Gran Leblogski

Publicado

Moviecrazy - Edward Everett Horton

Si Edward Everett Horton pudiera hacer una presentación antes de proyectar alguna de sus películas, lo haría igual que Troy McClure en Los Simpson: “Me recordarán de otras películas y series de televisión como…” y ese como ascendería a ¡casi 200 títulos! Y, a diferencia del pobre Troy, a Everett Horton sí que le recordaríamos.

No creo que haya nadie que haya visto algo de cine clásico y no sepa de quién estamos hablando. Quizá no por el nombre, pero al ver las fotos (bien acompañado por Carmen Miranda en la segunda) seguro que le habéis asociado con alguna de las películas que hizo junto a Fred Astaire y Ginger Rogers —The Gay Divorcee, Top Hat y Shall We Dance— o quizá en algún film dirigido por Ernst LubitschTrouble in Paradise , Design for Living, The Merry Widow, Angel y Bluebeard’s Eighth Wife— o por Frank CapraLost Horizon, Arsenic and Old Lace y Pocketful of Miracles—.

Moviecrazy - Carmen Miranda y Edward Everett Horton

Carmen Miranda con Edward Everett Horton

Horton no solo hizo cine y televisión. Colaboró con asiduidad en diversos programas de radio donde llegó a tener su propio show y estuvo muy ligado al teatro, ya que además de actuar en diversas obras fue director del Majestic Theatre de Los Ángeles a finales de los años 20, dando trabajo allí a algunos de sus amigos actores cuando no eran contratados por los estudios cinematográficos. Por aquella época, también impartió clases de dicción a alguna de las estrellas hollywoodienses durante la transición del cine mudo al sonoro.

Por lo que a mí respecta, el habitual título de ‘secundario de lujo’ se queda muy corto en este caso. En los años en los que casi cada película de Hollywood era una fiesta, Edward Everett Horton convertía con su presencia cualquiera de ellas en algo muy especial.

Continuar leyendo

Trending