Grandes secundarios del cine clásico (IV) - Walter Connolly

Como lo prometido es deuda y continuando con este pequeño homenaje a ilustres secundarios del Hollywood clásico aquí tenemos a Walter Connolly, que interpretaba al padre de Myrna Loy en 'Libeled Lady'. De las ocasiones en las que he tenido el placer de verle en pantalla, esa debe ser una en las que menos se altera y menos agobiado parece. Sí, el millonario infatigable pescador de truchas tiene que aguantar algún problemilla generado por los amoríos de su hija, pero nada comparado por ejemplo con el continuo estado "me va a dar un infarto inmediatamente" en el que le ponen Fredric March y Carole Lombard en 'Nothing Sacred'.

Walter Connolly con Carole Lombard y Fredric March en La reina de Nueva York

Walter Connolly con Carole Lombard y Fredric March en 'La reina de Nueva York'

Recuerdo lo mucho que me impresionó la primera vez que vi esa película. ¡Realmente parece que lo está pasando mal! Esos eran sus papeles estrella: hombres poderosos atribulados y superados por las circunstancias. Irónica y lamentablemente, tres años después (1940) falleció precisamente a causa de un ataque al corazón.

Walter Connolly trabajó en casi cincuenta películas durante los años 30, aunque parece que al principio no estaba excesivamente convencido de actuar en el cine ya que prefería continuar su carrera como actor teatral en Broadway, en donde participó en obras como 'Uncle Vanya' de Chéjov junto a Lillian Gish o en 'Seis personajes en busca de autor' de Luigi Pirandello.

Algunos otros films inolvidables en los que intervino fueron 'It Happened One Night' (Sucedió una noche, 1934), encarnando al padre de Claudette Colbert, 'The Bitter Tea of General Yen' (La amargura del general Yen, 1933) junto a Barbara Stanwyck y también dirigida por Frank Capra o la divertidísima '5th Ave Girl' (La muchacha de la Quinta Avenida, 1939) en la que trabajó con Ginger Rogers a las órdenes de Gregory La Cava.

Sobre el autor /

Los más perspicaces habrán intuido que no utilizo mi verdadero nombre, pero tampoco lo hacía Cary Grant. Mi película favorita sigue siendo Casablanca.

¿Algo que comentar?

Participa dejando aquí tu comentario. La dirección de email no será publicada.

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Escribe aquí lo que quieras buscar