Perdiendo el tiempo una vez más ojeando Netflix para, como de costumbre, acabar desempolvando un viejo DVD de la estantería me tropecé (otra vez) con el teaser (si es que llega) de The Irishman. Era tarde, y en un momento de confusión ya ni me acordaba si se había estrenado o no.

Todo cambia, nada permanece. Excepto lo relacionado con última película de Scorsese, claro. Martin, más te vale que esto dure como poco cuatro horas. Y más te vale que se acabe estrenando en cines como Lubitsch manda antes que en Netflix. Sí, I’m talking to you, Marty.