Ahhh, 1992… those were the days. Cameron Crowe relataba los grunge days de manera muy digna en su película Singles. Seattle era en esa época el epicentro mundial de la música; mil quinientos kilómetros al sur, en Los Ángeles, poco a poco la capa de ozono dejaba de ser agredida por miles de botes de laca usados durante varios años por bandas y artistas glam y hard-rockeros y la ciudad de la aguja espacial se convertía en lo más excitante y especial que le había sucedido al rock en mucho tiempo.

Jeff Ament y Stone Gossard, figuras imprescindibles en la escena de Seattle, formaron Pearl Jam tras la muerte de Andrew Wood, vocalista y líder de Mother Love Bone.

Aquí en España, como es habitual, no nos enteramos de nada más allá de la fiebre Nirvana. Sin embargo, no era el grupo liderado por Kurt Cobain el que mejor definía lo que estaba sucediendo en la capital del estado de Washington.

Citizen Dick

Portada del single “Touch Me, I’m Dick”

En la mencionada Singles aparecía un grupo ficticio llamado Citizen Dick, formado por el actor Matt Dillon y tres componentes de Pearl Jam (Eddie Vedder, Stone Gossard y Jeff Ament) cuyo himno “Touch Me, I’m Dick” (lo siento, no voy a traducir semejante título) se editó finalmente como parte del Record Store Day en 2015 en un disco de 7”.

El tema es una estrafalaria versión del “Touch Me I’m Sick” de Mudhoney (otra de las grandes bandas de Seattle) y es un bonito recuerdo para fans de película de Crowe y un divertido complemento para todas aquellas obras maestras que nos brindaron Pearl Jam, Soundgarden, Nirvana o Alice in Chains.

En el vídeo, una interesante entrevista a Cliff Poncier, vocalista del supergrupo Citizen Dick.